DAF-The-New-XF-grill-Wallpaper-04

Power to liquid

Una reducción de las emisiones de CO₂ del 100 %

 

Si miramos un poco más al futuro, veremos combustibles que pueden lograr una reducción del 100 % de las emisiones de CO2. Estos combustibles Power to Liquid implican el uso de electrólisis y electricidad verde para producir hidrógeno, que luego se combina con CO2 reciclado para producir un diésel sintético.

 
 

Recuperación del CO2 

Un elemento esencial del principio de los combustibles de tipo Power to Liquid es que los filtros que se desarrollan actualmente capturan y almacenan el CO 2.

Recuperar el CO2 que se libera en la combustión y su combinación con el hidrógeno cierra el círculo: el CO2 que se libera inicialmente se vuelve a utilizar para elaborar el combustible.

power to liquid
 

Cero emisiones de CO2

Los combustibles Power to Liquid del futuro se pueden distribuir a través de la red existente de estaciones de servicio e incluso se pueden utilizar en los motores diésel actuales. Se considera que mantienen un equilibrio neutral de CO2 desde su producción hasta su uso en el vehículo, siempre y cuando el hidrógeno se produzca con energía solar, hidráulica o eólica, por supuesto.

La producción actual de combustibles Power to liquid tiene un coste relativamente alto y se hace a baja escala en entornos de laboratorio. Se espera que estén listos para su uso en una escala más amplia entre 2025 y 2030.