Kenworth T680

Hidrógeno

Una opción de combustible a largo plazo para camiones

 

Además de desarrollar vehículos eléctricos de batería, vehículos eléctricos híbridos y de ofrecer soluciones para la producción de combustibles alternativos, DAF también considera que el hidrógeno es una de las opciones más viables para que el transporte por carretera sea aún más limpio y sostenible. 

 
 

Camiones impulsados por hidrógeno

Sin duda, el hidrógeno es una de las opciones que se barajan a largo plazo para impulsar los camiones. De hecho, existen dos opciones diferentes:

  • una celda de combustible que utiliza el hidrógeno para generar electricidad para el motor eléctrico
  • o utilizar el hidrógeno como combustible para el motor de combustión. 

En ambos casos, el uso del hidrógeno verde permitiría reducir las emisiones de CO2 al 100 %.


Pruebas iniciales

PACCAR, la empresa matriz de DAF se ha embarcado con Toyota y Shell en la investigación de diferentes opciones de hidrógeno. Ya se han realizado las primeras pruebas de camiones impulsados por hidrógeno en el puerto de Los Ángeles (Estados Unidos). DAF tendrá acceso a los resultados de estas pruebas para que se inicien los experimentos de esta tecnología en Europa. Si queremos lograr un verdadero avance en este tipo de tecnología en el futuro, es esencial que comencemos cuanto antes. Eso es precisamente lo que estamos haciendo.

 
 

Inconvenientes actuales

Sin embargo, por muy prometedora que parezca, la tecnología de la cadena cinemática para los camiones impulsados por hidrógeno sigue estando en fase experimental y, por lo tanto, es muy costosa. Además, la disponibilidad del hidrógeno es limitada y tiene que comprimirse a muy altas presiones (700 bares) y a temperaturas extremadamente bajas (-253 grados Celsius). Por el momento, no hay infraestructuras de distribución. Según DAF, pasarán un mínimo de 5 a 10 años antes de que se pueda utilizar el hidrógeno a gran escala.

 


Hidrógeno gris y verde

Existen diferentes maneras de producir hidrógeno. Una de ellas tiene que ver con la descomposición de combustibles fósiles, que produce CO2 e hidrógeno. Este hidrógeno se denomina "gris" debido a que se genera a partir de un combustible fósil. Otra forma mucho más limpia de producir hidrógeno es por electrólisis: pasando una corriente eléctrica por el agua se produce oxígeno e hidrógeno "verde" limpio. Desafortunadamente, solo el 10 % de la producción actual de hidrógeno se realiza mediante electrólisis. La mayor parte del hidrógeno se produce actualmente a partir de carbón y gas natural por medios químicos, lo que implica la producción de más CO2


 
 
 

Información relacionada